Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


miércoles, 20 de agosto de 2014

Estoy triste.

Estoy muy triste.

Ya pasará. Tiene que pasar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucho ánimo!!! Nunca te comento pero te leo desde hace años. No te dejes arrastrar por ese sentimiento, eres una luchadora y, como tal, tienes que seguir para adelante!!!
Marta P.

Anónimo dijo...

A veces en tu camino, rendirte, abandonar por un período de tiempo puede ser una manera de regenerar suficiente energía para seguir empujando aún más allá. Creo que en el proceso de tratar de seguir, seguir y seguir constantemente sin hacer nada más, eventualmente eso produce una especie de agotamiento, con el cual ya no vas a ser capaz de continuar. A largo plazo, en tu camino hay un momento en el que si escuchas a tu reloj interno, ocasionalmente vas a tener que abandonar, o de una manera simbólica, morir para así poder renacer.

Anónimo dijo...

A veces en tu camino, rendirte, abandonar por un período de tiempo puede ser una manera de regenerar suficiente energía para seguir empujando aún más allá. Creo que en el proceso de tratar de seguir, seguir y seguir constantemente sin hacer nada más, eventualmente eso produce una especie de agotamiento, con el cual ya no vas a ser capaz de continuar. A largo plazo, en tu camino hay un momento en el que si escuchas a tu reloj interno, ocasionalmente vas a tener que abandonar, o de una manera simbólica, morir para así poder renacer.

Poison Insane dijo...

"No hay mal que dure 100 años"... Todo pasará... Obvio el proceso es complicado, espero puedas lidiar con la tristeza de la mejor manera posible...
Te leo desde hace mucho (aunque hace poco regresé a escribir) y sé que sos una gran luchadora, te han pasado cosas fuertes en tu vida y seguís en pie...
Pues sea por lo que estés pasando, ojalá se solucione de la mejor manera y la tristeza te abandone... Porque no mereces estar así...

Un fuerte abrazo...