Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


viernes, 30 de mayo de 2014

Presente

Cosquillas en el pecho, cosquillas en las piernas, cosquillas en el estómago, cosquillas en los brazos. Cosquillas en todo el cuerpo.

Piecitos movedizos dando círculos sobre su eje cuando estoy sentada.

Cara de tarada cuando miro el celular y hablo con él. Sonrisa chueca, pero genuina.

Ganas de hablarle todo el día.

Y lo mejor: Es mutuo.

Hace mucho tiempo no me sentía así de bien. Es rarísimo todo esto: me siento más cómoda de lo que pensé que me sentiría con un "extraño". Con comillas porque todo resulta tan natural que es como si nos conociéramos desde hace cincuenta años (O de otra vida, cosa en la que ambos creemos- ¡Por fin encontré a un hippie como yo!). Puedo contarle de mis cosas porque él tb ha pasado por cosas muy similares y comprende. Me ha repetido fácil 10 veces en la noche que está ahí para mí, para lo que necesite, y me ha preguntado casi el mismo número de veces si puede volverme a ver hoy. Él tiene un apodo, y me ha rebautizado con su apodo pero en femenino. Salimos a bailar anoche a un bar conocido, estábamos con unos amigos suyos que quería que conociera, y nos miraban sonriendo porque parecíamos un par de lapas que no se despegaban. No de besos, sino de abrazos y cariñitos, es lo más chistoso. Se quedó dormido en su carro conmigo abrazados, cuando estábamos por irnos. Sólo con Laro me pasaba eso de relajarnos tanto que nos dormíamos. Y me ha dicho con todas sus palabras que no tiene intención de apurarse ni hacer cosas conmigo porque siente que va para largo, así que tenemos tiempo.

Todo esto me resulta muy extraño, y me muero de miedo, por las cosas por las que he pasado antes. Pero ahora me siento bien, y creo que vale la pena arriesgar un poco por sentirme bien.

Se nota cuando alguien está interesado en una. Se nota cuando es sincero (Aunque no soy tan tonta como antes y no pienso bajar la guardia aún).

Lo negativo del asunto no tiene que ver con que es judío, se está divorciando, fue coquero y fuma marihuana a veces: no veo nada de eso como su presente. Lo que me apena es que se va para la India por medio año. Y yo muero de ganas de enamorarme como una idiota, pero me muero de miedo de volver a sufrir.

Y por eso sigo con la muralla como protección y el ejército preparado para disparar sus  flechas.

Bueno, es muy pronto aún para decir nada. No pienso pensar en el asunto hasta que sea inminente. Fácil y algo pasa, y no seguimos saliendo, y dejo de interesarle, o me aburro o algo así.

Fácil.

No hay comentarios.: