Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


jueves, 29 de mayo de 2014

Cita a ciegas 2

Luego de conversar a diario por Tinder y luego por facebook y chotearlo cincuenta mil veces (Más por diversión y por desconfiada que por desinterés, puesto que conversar con alguien a diario implica que realmente tiene algo que decir y eso es paja), ayer salí con otro chico. La palabra chico le queda bien y mal a la vez: bien porque es más chato que yo, mal porque no es un chico, tiene 30 años.

Somos muy afines, es una persona muy espiritual, hace yoga, es reportero gráfico, es divorciado, es hiper tranquilo...

Me besó. Me quedé con cara de tarada hasta que me dormí. Hoy vamos a volver a salir.

Más info en breve.

2 comentarios:

ELIZABETH DIAZ dijo...

ESTUVE SIGUIENDO TU BLOG SIGUIENDOLO Y LEYENDOTE. ME parece que pasas por un momento muy bueno animo en todo mucha suerte

EmpressO dijo...

yo también creo que uno no dice 'chico o chica' después de los 30, pero si uno es jovial no está mal. Yo tengo 31 y cada vez que me dicen 'muchacha' o 'niña' respondo: 'señora', muchos dicen que no me queda o no parezco.

Esperando actualización de la cita. Suerte!