Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


sábado, 8 de marzo de 2014

En medio de la jungla

No todo es color de rosa. Sé que ando escribiendo cosas super filosóficas e inspiradoras (para mí) porque efectivamente les ando dando vueltas en mi cabeza, pero la verdad es que también la paso mal. Re quetemal. No todo el tiempo, pero igual. Y este post va a ser uno de esos en los que vacío mis miedos y pensamientos... en un claro intento de ponerme orden y vencer esas ideas pre-concebidas.

La idea de conocerse a uno mismo tiene como finalidad encontrar el propio camino en la vida. Si sabes quién eres y qué te gusta, sabrás por dónde ir. A mí todo esto de la depresión, las ganas de desaparecer y la falta de sentido me quitó demasiado tiempo de mi vida; creí saber quien era y viví por vivir, yendo por caminos que por X razones se truncaron. Sé que en gran medida no fue por mi propia responsabilidad, yo no decidí que mi papá me dijera "Sorry, no te voy a ayudar" y mi mamá tuviera que chantarse todos los gastos de la casa, pero mantengo el pensamiento mágico de que todo esto me está pasando como castigo por haberme portado mal y haber despreciado mi vida tanto tiempo. Es decir, que se me truncaron las posibilidades económicas que me permitirían estudiar y tener un mejor futuro porque indirectamente yo lo ocasioné con mis problemas personales.

Igual con el asunto pareja, aunque me late que ahí sí tuve mucha más responsabilidad. Es como un círculo vicioso: Yo estoy enferma o triste --► la gente se aleja de mí. Yo estoy enferma o triste --► se me truncan los caminos --► la gente se aleja de mí. Mi autoconcepto, si bien tiene un novedoso y buen componente positivo, tiene esta definición que no para de autoconfirmarse: "Soy una perdedora". "Doy pena, debo ser un tema de conversación de esos en los que la gente piensa 'pobrecita, es una enferma, no va a lograr nada en la vida' ". Brownie me lo dijo una vez: "Nadie va a querer estar contigo porque eres como una niña que acaba de salir del colegio y no sabe qué hacer con su vida, con la diferencia de que tienes 25 años y deberías estar pensando en casarte y tu entorno familiar no te apoya, más bien, te enferma más, porque creen en estupideces mágicas, abusan de tí y encima no tienen plata". Y sí, pues; yo amo a mi familia y sé que Brownie estaba medio trastornado por decirme una cosa así, pero sí había un componente cierto: más allá de que no le guste mi familia (Que si abusan de mí es porque me dejo y él es un intolerante de costumbres distintas a las suyas), NADIE en su sano juicio me escogería como compañera en las condiciones en las que estoy. Ya Laro me lo demostró y por eso se fue con otra con la que está actualmente y que seguro la tiene mucho más fácil que yo, y ya Brownie me dejó bien claro que está dispuesto a acompañarme pero bajo sus propias reglas (Es decir, bajándome la moral, recordándome lo afortunada que soy de tenerlo a él como mecenas y tratándome casi como a una esclava o un ser de inteligencia y capacidades inferiores).

Felizmente, hoy mi actitud es menos pasiva respecto a la vida y he aprendido muchas cosas en este tiempo, sobretodo a caminar sola; pero aún sigo dependiendo de terceros, por más que la lucho y la lucho. Lo que yo necesito para empezar a tener éxito es terminar una carrera para poder ganar dinero e independizarme, es decir, necesito TIEMPO... Pero mientras tanto, ¿Qué? ¿Divertirme besando sapos hasta encontrar a alguno que metamorfosee en humano? Ni cagando, ya averigüé que eso de ser "free" simplemente no es lo mío, me encariño o se encariñan conmigo y no quiero ni sufrir ni hacer sufrir a nadie. Creo que estoy cagada porque sigo en cero, y no conozco a nadie en su sano juicio que sea capaz y quiera compartir conmigo este período de crecimiento académico-laboral. Y me da mucha rabia pensar que me la voy a pasar sola o enamorada de algún imposible porque nadie se va a fijar en mí, y si lo hacen, no va a estar dispuesto a tolerar que mi mamá trabaje con ángeles y cosas invisibles y que mi hermana se tire en su cama a ver tv y regañarme por casi cualquier cosa, y que yo casi no tenga tiempo para salir y mucho menos plata (Ya lo de la comida al menos es un factor que estoy manejando mucho mejor siempre y cuando no me lo hagan notar, porque mientras más me lo mencionan, más lo pienso).

¿Y saben qué es lo peor? Que yo de verdad quiero tener a alguien con quien compartir los pocos pero intensos momentos de relajo, de felicidad, de diversión, de amor; alguien con quien dormir una rica siesta, con quien caminar de la mano por la calle, en cuya vida opinar y que participe de la mía, que planee conmigo un "cuando vivamos juntos" o "cuando tengamos hijitos", que me mire, me desee, me admire, me proteja, me moleste, con quien pueda intercambiar ideas sin discutir y aprender el uno del otro, con quien exista una complicidad para todo... Como ven, tengo mucho miedo de terminar siendo una solterona. No estoy vieja, pero cuando me comparo con otros veo la gran desventaja en la que estoy. Ya está empezando la época de los compromisos y el empezar a pensar en formar una familia, y yo no quiero ser una madre vieja.

Ayer mi jefe me llamó a su oficina y me dijo que desgraciadamente ya no podía seguir trabajando con ellos. Que si bien tenía un problema de atención que junto con otros factores de otras personas empeoraba la situación en la que está la empresa y necesitan a alguien que empuje, no que sea empujada, mis características me llevaban a estar en algo más parecido a la asistencia de producción o de dirección que a la coordinación, y que era por eso, porque estaba en el lugar equivocado, que iba a tener que salir de ahí. Sí, pues: yo no soy una coordinadora, no soy una secretaria, no tengo ni el perfil ni la vocación. Yo necesito crear, hacer, pensar, resolver, enseñar; así que nada, desde ayer en la tarde me la he pasado lloriqueando por ratos (Por eso la negatividad del panorama). Me ha pagado como si hubiera trabajado hasta el 15, y me ha ofrecido ayudarme a repartir mi CV. Es un hombre muy bueno, y sé que me tenía en estima porque me lo ha dicho. Pero ahora, toda esta reflexión un poco pesimista va porque me muero de miedo: mis clases empiezan este jueves, ya pagué la inscripción y la primera cuota, pero aún no logro conseguir todos los papeles para que me pongan en la escala más baja, y lo que es peor: NO TENGO TRABAJO, otra vez. Y desgraciadamente no puedo vivir de mis "talentos", porque con eso no genero suficiente para estudiar algo y tener una mejor calidad de vida. Y de nuevo se crea un círculo vicioso.

Una parte de mí, la que está predominando, es positiva y me impulsa a levantarme todas las mañana a hacer lo que toca hacer y luchar contra todo para encontrar algo para mí. Es como si estuviera en medio de la jungla con sólo un machete y tratara de avanzar por entre la vegetación buscando abrirme un sendero. Pero la verdad que cansa mover el brazo de un lado a otro cortando plantas con fuerza. Si me quejo es porque yo, zonza, me comparo con mucha gente que conocí y que la tiene más fácil; a quienes sus papis, con mucho o poco esfuerzo, les pagaron la carrera, o quienes actualmente con su dedicación y trabajo (porque las cosas les resultaron bien antes que a mí) han podido lograr puestos de trabajo buenísimos, comprarse un carro o mudarse solos, o quienes simplemente se acaban de casar, o ya están comprometidos, o esperando un bebito. Yo sé que no soy ellos, pero a veces, cuando me canso, me dan ganas de tirar la toalla y sueño con que abriré los ojos y todo estará solucionado. Pero eso es ser ilusa, y ya aprendí la lección. Yo tengo que pelear, Yo tengo que levantarme y conseguir lo que necesito para mí. Y para ello primero debo corregirme y arreglar mis asuntos internos de modo que no interfieran con el resto de mi vida. Entonces me concentro en las cosas que tengo que mejorar, que son miles: empezando con mi pasividad, mi tendencia a aislarme, mi impulsividad, mi atención, mi tendencia a postergar las cosas... Y Dios, de esa manera me veo tan pero tan defectuosa, que con mayor razón corroboro que nadie querría tenerme siquiera de amiga. ¡Soy un desastre!

Pero no, no puedo rendirme. No quiero rendirme. Tengo sueños, y quiero cumplirlos.

Yo me voy a levantar, en unos dias voy a volver a ser la "Campanita" diligente que va y viene canturreando, haciendo bromas y sonriéndole al aire (literalmente hago eso, tengo problemas serios), sé que todo se va a solucionar porque no pienso quedarme de brazos cruzados, de hecho ya mandé mi CV y sigo en la búsqueda... Pero hoy no puedo evitar tener mucho miedo de que de nuevo algo me salga mal, de que siga dando vueltas en la selva y no encuentre algo para mí en lo que sea buena, de que nadie me quiera, de seguir siendo una fracasada; hoy me siento angustiada. Y sola. Porque no me basta que mi mamá me lea el oráculo y me diga "todo va a estar bien, vas a encontrar un trabajo mejor, quizás es mejor para tí porque ibas a estar en un ritmo muy fuerte, eso de trabajar y estudiar yo lo hacía a tu edad pero tenía más fuerza que tú" (Madre, seré una arribista a veces por querer conseguirlo todo sin mover un dedo gracias a la plata de mis papis, pero soy consciente de que en la realidad la mayoría de la gente trabaja y se paga sus cosas sola, ¡y no estoy débil, por Dios, me estoy alimentando super super bien al punto de que ni me reconozco!), y porque no me basta que venga Annie y me haga preguntas y luego yo me sienta mal porque ella tb está triste porque acaba de terminar con su enamorado; o mi hermana, que si bien puede ser un gran apoyo, no me basta. ¿Por qué? Porque lo que yo quiero es poder compartirlo con un compañero de vida, que me asegure que así me quede en la calle seguirá a mi costado porque lo valgo. Que me eche ánimos porque sabe que soy fuerte y tengo buena suerte, dentro de todo. Que no tema en cargarme por un ratito porque sabe que yo también lo cargaré cuando se caiga. Eso que la gente llama amor, y que desgraciadamente es tan importante para mí. Porque soy una romántica empedernida, y sí, pues, desde niña he soñado con tener un compañero con quien compartir desde lo más simple hasta lo más importante de mi vida.

Y que, así como están las cosas, por más entereza, madurez y decisión en seguir avanzando en la vida que yo demuestre, ni cagando va a querer acercarse. Porque no soy suficiente.

**Respira, 1, 2, 3**

Miraré unas películas, pintaré, que hace tiempo tengo ganas de pintar; fácil vendo alguno de mis cofrecitos. Pasará este fin de semana. Llegará el lunes y me dedicaré a buscar otro trabajo en el que me paguen lo necesario para cubrir mis gastos y un poquito más, si tengo suerte. Me concentraré en mis clases mientras busco un nuevo trabajo, llegará el fin de mes y veré cómo hacer para pagar. Y lo lograré. Las cosas irán bien, llegará a mi lo que sea adecuado para mí. Esta es una prueba de fe; fe en mí misma, fe en que Dios/El Universo/La vida no me ha abandonado, fe en que a pesar de lo mucho que me equivoqué merezco una oportunidad más de ser feliz...y Fe en que, efectivamente, voy a lograr ser feliz con lo que me toque. Quiero creer que todo final es un nuevo inicio, una nueva oportunidad de empezar. Yo no quiero que me tengan pena, yo quiero que me admiren. Quiero demostrarle al mundo entero, a toda esa gente que no creyó en mí (Incluyendo a mis ex) que soy capaz de lograr todo lo que me propongo: no estaré en el lugar más adecuado para lograrlo, me tocó vivir en una jungla, pero la Vida/Dios/el Destino me equipó con una gran inteligencia, una gran capacidad de amoldarme, paciencia, voluntad, y sobretodo, humor. Y bueno, amigos, familia, y ayuda de terapeutas y pastillas :P .

Por lo menos sé que no me puede ir peor, ya que estoy haciendo las cosas distinto de como las hacía antes ;)

1 comentario:

Maggie dijo...

(Va sin acentos)

Y es que he sentido que todo esto lo habia escrito yo.

Sabes que ocurre, Cristal? Eres una sobreviviente. Mal que bien, has logrado levantarte y superar situaciones que muchos otros ni siquiera imaginan vivir. Si, puede que no lo hayas hecho tan rapido ni tan definitivo como te habria gustado, pero lo hiciste y lo sigues haciendo cada dia. Lo bonito de ser una sobreviviente, una luchadora como tu (y como yo, por eso se de lo que hablo) es que mientras no permitamos que nuestros pensamientos nos derrumben, vamos a salir adelante. Lo se, porque lo he hecho una y otra vez y porque se, pues hace mucho que te leo, que tu tambien lo has hecho en numerosas ocasiones.

Para mi eres una gran chica y un gran modelo de superacion a seguir. Si, aun hay mucho que debes superar, pero debes reconocer que lo que has superado ya es bastante.

Te seguire leyendo mientras sigas compartiendo tu vida en este espacio. Quiza no siempre comente, pero ten por seguro que me alegrare por cada uno de tus logros y me sentire orgullosa de ti cada vez que realices uno de tus suenos.

Animo! Confio en que te levantaras de esta y saldras a comerte el mundo con mas animo que nunca...