Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


lunes, 20 de enero de 2014

Año nuevo, buenas nuevas :)

Usualmente pienso que tengo buena suerte, solo que tiendo a ver lo que me falta y me desanimo.
Cuando veo lo que tengo, me siento muy agradecida. Pero soy ambiciosa y quiero más, y eso me lleva al otro lado.

Desear no es malo, atrae lo que se desea. En exceso frustra. En escasez paraliza. Yo me voy de un lado a otro.

Por mucho tiempo no sabía muy bien qué hacer con mi vida. El año que pasó aprendí, entre otras cosas, a caminar por mí misma, sin bastones.Y creo que lo he hecho muy bien, porque solita he logrado las cosas que ahora tengo.

Síp, año nuevo, buenas nuevas.

No, la vida es más que romance (Del cual ya tuve suficiente y ya aprendí bastante). Y en los aspectos en los que más me faltaba avanzar, los que estaban más estancados, es en los que tengo buenas noticias :)

Primero, tengo un plan de vida bastante definido en comparación a mi eterno "Quiero ser doctora". Todo el año pasado junté mi dinero como Tío McPato y finalmente pude pagar la deuda que tenía con mi universidad. Pero ese no era el fin. El fin era poder dejar de estar atada y poder caminar, sea ese u otro camino. Pues bien, me ofrecieron una beca. Sacando cuentas, ni aún así podría estudiar, porque si bien tendría el 80% cubierto (Ni siquiera era seguro, porque había que pagar un montón para postular y hacer un informe que no necesariamente iban a aceptar, aunque yo creo que con las circunstancias de mi vida sí lo iban a hacer), el 20% restante estaría conformado por pasajes, COMIDA (Sí, porque tengo que alimentarme), separatas y materiales, y con las propinas no me iba a alcanzar. Así que, de manera indefinida, adiós al sueño de la bata blanca :(

Pero no todo tiene que ser tristeza. Si otra cosa he desarrollado en este tiempo ha sido a adaptarme a la realidad, buscar soluciones realistas y moverme. Pues bien, ya estoy grandecita como para quedarme en casa mirando el techo y contemplando cómo pasan las horas, sin producir dinero (A mí que me encanta sentirme útil) ni mucho menos tener estudios. Mi plan era, entonces, conseguir un buen trabajo en el que me pagaran lo suficiente como para estudiar algo. Y esa es mi primera meta cumplida: Hoy fue mi primer día de trabajo en una compañía seria de post-producción :) (Para ser más específica, se dedica a ponerle todos los efectos visuales a miles de comerciales, videos institucionales y películas. ¡Es muuuuy paja!). Me gusta el ambiente de trabajo que hay ahí, no tengo que estar todo el día atada a un escritorio (Gracias a Dios) y tiene mucho que ver con lo que he estado haciendo estos últimos años (Coordinación, administración y arte a la vez). Encima y para ponerle la cereza al asunto: queda al frente de mi casa. No camino ni 20 metros de la puerta de mi edificio y ya estoy en el lugar, así que no gasto ni en pasajes ni en alimentos (Sólo en chucherías).

Pues bien, parte A del plan: check. Falta la parte B.

Pero no falta porque no la tenga meditada, sino porque es un poco más complicada. Requiere dinero :/

Una de las características mil veces mencionadas de la depresión y el pesimismo es la falta de metas y la falta de perspectiva. Una vez que la visión de túnel se amplía, aparecen posibilidades que no se sabía que existían y que por constituir una posible solución generan entusiasmo. En una de las visitas a una psicóloga, ésta me dijo que "es bueno ser persistente y empujar paredes para lograr lo que se desea, pero a veces hay que saber cuándo parar, y esto es cuando por más que se empuja el muro, éste no avanza. Es dañino darse de cabezazos contra un muro incólume". Y eso estuve haciendo: esperando la oportunidad para retomar medicina y ser doctora, golpeándome con la realidad una y otra vez. Me lo dijeron mil veces, pero tenía que pasar por un largo proceso de aceptación y reordenamiento emocional y mental para por mí misma buscar otras alternativas que me motivaran. Pero por fin puedo decir que he encontrado una solución, y que estaba más cerca de lo que pensaba.

Yo sé que tengo vocación de servicio y sé que lo que más feliz me haría sería estudiar medicina. Incluso hoy que he estado entretenida lo he extrañado. No sólo es la bata y la actividad mental y física, es todo lo que implica, es el conocer al ser humano. Esa es mi pasión. Desgraciadamente, no tengo los medios y no los voy a tener por parte de terceros a menos que suceda un milagro, y no puedo quedarme de brazos cruzados. Tengo que hacerme cargo de mí misma de forma realista. Tengo que empezar desde abajo para poder alcanzar esa meta tan alta. Felizmente, por lo que sé, la vocación nunca desaparece, así que espero lograr ser psiquiatra o neuróloga en unos buenos años, cuando yo misma me lo pueda proveer, sin depender de nadie. Mientras tanto, me debo concentrar en crecer.

No me voy a ir por el teatro, porque es un asunto casi políticamente complicado en este país. Hay que acostarse con ciertas personas, comportarse de cierta forma, juntarse con cierto grupito y dejar de ser uno mismo para convertirse en un producto que agrade a los productores. Y yo no quiero desnaturalizarme, me llega tener que fingir, requiero dinero para obtener ese status. No, yo adoro la actuación, el canto y el baile, pero estudiando eso no es el camino que me conviene (Al menos de momento, que mi prioridad es trabajar y producir para mantenerme. Porque sí, para lo único que dependo de mi mama es para el techo: el resto de cosas las veo yo). Me di cuenta de pronto de que la idea de estudiar una carrera no muy larga (Que no fuera secretaría, esa idea me tenía deprimida) en un instituto y que siempre había menospreciado era más atractiva viéndola desde mi nueva postura. Comunicaciones tiene una amplia gama de aplicaciones y áreas en las que desenvolverme, está íntimamente ligado a lo que he hecho toda mi vida, no me desagrada para nada, no es para "gente que no sabe qué estudiar" como yo pensaba bien prejuzgosamente, me acerca de otra manera a las productoras y casas realizadoras, y lo más chistoso, ¡Es justo lo que hago en mi chamba actual!

Ya tengo averiguado dónde puedo estudiar y cuánto he de pagar, está dentro de mi presupuesto. De nuevo no tendría que pagar pasaje ni comida porque el sitio también queda cerquísima de mi casa.. El único problema que estoy enfrentando para lograrlo es que necesito dinero para la matrícula (Y para pagarle a mi ex también, que me ha puesto un deadline y, citándolo, "No importa si dejo de comer o salir a la calle, tengo hasta el 31 de enero a las 11:59 con 59 segundos de la noche para pagarle. Moraleja: NUNCA acepten nada de su pareja, por más amor y buenas intenciones que hayan, porque en algún momento la tortilla se voltea, los sueños se rompen y no perdonan. Felizmente es poco dinero, pero estoy tan ajustada que ni eso tengo. Estoy dejando de comer para ahorrar, lo cual no es óptimo, pero no me queda de otra. Con mi otro ex también hubo dinero en deuda de por medio, pero es otra historia más ligada al trabajo, no me lo dio a mí, y nunca se confirmó si lo debía o no. Se supone que me iba a decir, pero su silencio de "No quiero saber nada de tí" también me suena a "Y eso incluye tu dinero, quédatelo, me va muy bien sin él" así que no lo priorizo). En fin. Mi opción era pedir prestado, pero mi hermano me está poniendo excusas para no darme un cobre. Dice que "mejor vea bien si me gusta esta chamba nueva y que me asiente económica y emocionalmente antes de estudiar", pero para mí que me subestima. Típico de él, me trata como a una enferma inválida (Ejem. Me lo busqué yo solita).El único punto donde tiene razón es en el factor tiempo: trabajar de día y estudiar de noche debe ser matado. No sé si me de tiempo para hacer mis trabajos grupales (Aunque tampoco sé si los haya, no es igual que la universidad. Creo). Lo bueno de no tener tiempo, claro, sería que no gastaría tanto ;). Después de todo, no tendría vida.

Así que bueno, en eso ando: evaluando mis posibilidades y viendo cómo lograr la parte B de mi plan. Ya tengo incluso pensado estudiar luego alemán y enseñarlo en mi colegio como profesora a tiempo completo, y también estudiar música, algo de animación, diseño gráfico o fotografía. Vamos a ver, vamos en orden. Sí, estoy motivada. No quiero retrasar más mis estudios. Por fin siento que la vida me está dando oportunidades y no quiero dejarlas ir; que la tortilla de la fortuna se ha volteado y me toca a mí recibir cosas buenas y triunfar. POR FIN. Hay muchas cosas en la vida que quiero hacer y aprender, por fin tienen un nombre y una posibilidad de existir, y eso me motiva cada día. Siempre supe que iba a ser una estudiante eterna y jamás me molestó la idea. Sólo que la idea de ser estudiante eterna porque no puedo continuar ni graduarme por factores económicos no es la más adecuada xD

Laro me re-enseñó a desear y aspirar alto. Brownie me enseñó que hay que trazar un plan de acción para lograr mis metas. Hoy por hoy, nada me para ;)

(Ah, ah, ¡Me olvidaba!: El psiquiatra me bajó la dosis de antidepresivos, no sé si ya lo conté. Estaba siendo envenenada, era demasiado. Ya estaba teniendo temblores, mareos y náuseas de lo fuerte que estaba la fluoxe. Ahora tomo la mitad, y me va super bien. Tengo más energia y estoy más contenta. Se nota, ¿No? ;) )

1 comentario:

MON dijo...

Hola, nos conocimos hace tiempo en un chat y te recordé porque estaba desapareciendo todas las entradas de mi horrible y obscuro blogg, fue ahí en donde vi un comentario tuyo y me entró curiosidad por saber como estabas pues recuerdo que no volví a saber de ti; al poco tiempo decidí cambiar mi vida y me alejé de todo lo que me hacía flaquear, más o menos 5 años. El caso es que volví a encontrar noticias tuyas y me parece maravilloso que estés bien y estés saliendo adelante, cada día es una lucha, a mi me ha ayudado mucho la onda espiritual, hacer yoga y meditar me mantienen en paz y escribir claro, aunque en realidad ya trato de no escribir acerca de mi enfermedad, todo eso me parece hoy una pesadilla y parte de aprender a estar en armonía con mi yo actual fue perdonar y dejar ir a mi yo enferma.. no sé si te pase algo similar pero la peor parte fue empezar a luchar contra esto, como un drogadicto con el síndrome de absitencia, el caso es que aún tengo miedo de volver a enfermar pero hoy sé que puedo salir adelante porque ya lo he hecho, hoy tengo planes, igual no muy estructurados, pero sé que mi vida va hacia adelante... Te deseo la mejor de las suertes y que Dios te bendiga... ahhh por cierto, yo estudié comunicación, aunque me especialicé en el área organizacional, es una gran idea que lo hagas.. ahhh y otra cosa, trabajó en fiestas infantiles y aunque al principio ni yo me la creía jugar con niños es tremendamente terapeutico para el alma, te paso el tip ;) Saludos