Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


lunes, 16 de diciembre de 2013

Animosa

Tal y como prometí, este fin de semana mi humor ha subido considerablemente :)

Es que ¿Saben qué pasa? ¡Las fiestas! La Navidad es mi época favorita del año. Ver el ambiente festivo, la ciudad adornada con luces, la gente... bueno, histérica y el tránsito ni qué decir, todo eso en realidad me hace pensar en la linda época por la que estamos pasando. Con mi hermana ya armamos el árbol ayer mientras escuchábamos a los inmortales Toribianitos cantando versiones pervertidas de los conocidos villancicos (Me divierte mucho cambiarles la letra. Escuché cosas como "Persiguiendo al Salvador", "cubriendo el delito" y "Me toco por él" xD). Bueno. El caso es que he hecho ya mis compras navideñas, he incluido en la lista a la familia de Brownie y estoy emocionada y no aguanto las ganas de regalar. ¡Simplemente me encanta poder hacer eso! O emitir alegría. Como hoy, que tuve un show en el Hospital del Niño de Lima en frente de fácil 1000 personas y un montón de niños se me acercaban a abrazar, incluso uno con síndrome de Down me abrazó y no me soltaba. Ese tipo de cosas me suben el ánimo y me hacen ver que la vida es hermosa.

Y eso que he terminado con Brownie esta mañana.

Síp, anoche luego de mi reunión navideña con mis amigas del colegio fue a verme a mi casa, y hablamos de por qué rayos estamos juntos si él no se siente enamorado y yo sé que él no me ama. Después de miles de empujoncitos para que acepte la realidad, aceptó dejar las cosas ahí, pero hemos terminado super bien, nos vamos a ver para el intercambio de regalos y hasta se supone que vamos a canjear juntos unos celulares. Bueno. Esto ya lo veía venir desde hace tiempo, así que en realidad estoy tranquila y me siento liberada. Por fin siento que mi vida está tomando el rumbo que debe tomar.

Estoy contenta porque siento que tengo un peso menos encima por el cual preocuparme. A pesar de que estar con él me daba algunas ventajas económicas, en realidad me siento mucho mejor sola. Es lo que quería desde hace tiempo. ¡Y salir a bailar, a tomar, a disfrutar! Desde que estoy con él no hago nada más que ir al cine, al teatro, a comer y dormir. Me he dado cuenta de que por mi personalidad me hace mucho mejor estar con una persona animosa, pilas, que me ayude a sacarme del sillón. Siempre he sido muy tranquila, pero nunca tanto, los extremos no son buenos y ahora que estoy soltera voy a aprovechar para divertirme. SOLA. Quiero poner en práctica el comentario que suelo escuchar: "Cris, un montón de chicas desearían tener el físico que tú tienes". Sí, pues, soy bonita, pero no me sirve de nada si no lo uso.

Estoy contenta también porque como mencioné tengo ganas de estudiar. Estoy inclinada a ir por la carrera de comunicaciones en un Instituto que está cerca de mi casa. El problema es que para conseguirlo necesito un trabajo en el que me paguen más de 700 soles, porque eso es lo mínimo que cuesta la pensión. ¿Comunicaciones, yo? Bueno, es lo más parecido a lo que he venido haciendo en todos estos años (Aparte de la medicina, claro), va más conmigo, no me va a tener atada a un escritorio, y las posibilidades de trabajo son variadas. Aún no estoy 100% segura, sobretodo por la parte económica, pero qué más da. El próximo año seguramente se van a abrir mejores puestos de trabajo y yo voy a conseguir algo que me permita ejercer.

Estoy contenta :) Simplemente porque en realidad estoy retomando el camino que quería. Soy bastante débil para emitir mi voluntad, por darle el gusto a los demás y miedo de equivocarme no he tomado decisiones importantes antes. He preferido que las cosas caigan por su propio peso, y bueno, así me he ahorrado algunas peleas y malos ratos. Pero por fin estoy en ello.

Esta Navidad será una navidad tranquila. Este Año Nuevo me quedaré probablemente en casa, o probablemente saldré a pasear, y me compraré algún trago (Extraño tanto el alcohol que hasta el otro día me pedí un coctail en un restaurante donde estaba cenando. Nada típico de mí. Así de aburrida me he estado sintiendo). Necesito acción, y no de la que te mueve el piso y te genera mariposas en el estómago, sino de esa que te hace querer reir y bailar hasta la mañana.Tengo 25 años y me los he gastado sufriendo.

Por ratos pienso que me quedaré solterona. Ya está comprobado que soy dañina en cuanto a relaciones y para tener éxito en alguna voy a tener que ser independiente primero, que al paso al que voy se me va a pasar el tren y ni hijos voy a poder tener a menos que me haga una inseminación artificial. Pero qué más da. Mientras esté con el ánimo como ahora, todo va a estar bien.

Este año 2013 he aprendido a patadas y en tiempo récord lo que me quejaba que no tenía: Experiencia en relaciones amorosas. Como una amiga me dijo ayer, "No hay mucha diferencia entre sufrir por amor y no amar". Creo que ya me puse al día al respecto, he madurado un montón este año. Un montón. Me he dado cuenta de lo invalidante que es estar enferma y lo necesario que es que camine y me enfrente a la vida por mí misma. Me he derrumbado cien veces y todas ellas me he levantado más fuerte. Me he mantenido bastante estable con la comida una buena parte del año (Bueno, ¡no pidamos milagros! Tengo un peso saludable y me esfuerzo por no bajar demasiado porque ya sé lo enviciante que es eso. Con sentirme bien conmigo misma, bonita para el resto y saludable me basta).

Sé, porque así lo siento, que este año que viene va a ser mucho mejor en todos los sentidos. Sobretodo porque lo que más quiero y por lo que voy aluchar va a ser por AUTOREALIZARME :)

Los hijos y los amores vendrán cuando tengan que venir. No los llamaré, pero los recibiré con la puerta y los brazos abiertos. Mientras tanto, desde este mismo momento DISFRUTARÉ lo que me queda de vida.

Adiós al drama :D

No hay comentarios.: