Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


jueves, 7 de noviembre de 2013

¿Cómo Crecer?

El TCA se resume al miedo que se tiene de crecer. De asumir responsabilidades y terminar fregándola.

La responsabilidad más grande de todas es la de la vida de una misma. Nada más terrorífico que ser consecuente con las decisiones, pagar los platos rotos, aceptar los errores, enmendarse, exponerse a los cambios, arriesgarse a perder.

Toda mi vida me he escudado detrás del calmante velo que mi mamá me propiciaba al tener ciertas facultades visionarias que mal que bien me guiaban hacia el incierto futuro. Los consejos, las preguntas esotéricas, todo estaba escrito. Pero conforme voy creciendo y la vida se hace más complicada, me voy dando cuenta de lo falible que es la gente, y hasta qué punto me tengo que hacer responsable de lo que quiero que me pase. Adiós mundo soñado y cuentos de infancia, esta es la cruda realidad.

Como dije hace poco, las cosas en mi vida no son para nada lo que había soñado, o esperado, y eso me ha deprimido. No es raro leer de mí que no ando en la mejor de mis épocas. Con todo lo de la mudanza en mi casa se ha entrado a un status quo de estrés increíble, gastadera de dinero, peleas, llantos, y todo lo que un levantamiento de basura y un cambio conlleva. Además, me despidieron del trabajo hace poco. Ya no tengo ingresos certeros, sólo los providenciales shows infantiles y un par de clases particulares al mes (Mis alumnas se han superado mucho). De hecho, justo conversaba con mi alumnita más asidua hace un par de días y ella me hizo un comentario super fuerte pero super real:

"En lo único que estás bien en la vida es en cuanto a tu pareja, ¿No?"

Auch.

Lo peor es que parece que es verdad. Mis pensamientos depresivos están en un nivel al que no esperaba volver nunca y he tenido que soportar muchos insultos y regaños por tonterías que ni vienen al caso porque no es mi estilo dar detalles de los abusos ni siquiera en mi blog; estoy en época de vacas flacas en casi todos los aspectos de mi vida. Lo único que me mantiene más o menos contenta es mi relación con Brownie.

Pero ni siquiera eso, porque no puede pasar un día de paz sin que empiece de nuevo otro lío con mi familia... y por ende, Brownie termine echando chispas, despotricando y queriendo mandar todo a la mierda. Estamos peleando constantemente desde antes de la mudanza, en buena parte por actitudes de mi mamá que él no tolera y que le afectan,y siempre estamos al filo de terminar nuestra relación por lo difícil que se le hace convivir con el sistema en el que estoy. Es la cereza del pastel, esto. Al final no pasa porque el problema no soy yo sino mi familia, y le gusta estar conmigo. Y por mi parte, porque con él mi vida es mejor de lo que sería sin él.

Y bueno, en una de tantas discusiones y cuasi términos de nuestra relación (Nunca había terminado virtualmente con alguien tantas veces), saltó la idea: "Creo que lo único que puede salvarnos es vivir juntos"

Ya me lo había propuesto medio en broma cuando aún no encontrábamos este depa, de hecho hasta su mamá se lo propuso para que me dijera porque al parecer le caigo muy bien. Pero ahora la cosa es, al parecer, la mejor solución que existe.

Esa, o terminar. Eso que le he propuesto tantas veces y al final nadie quiere. Para él no es una opción vivir sin mí, siquiera, y para mí es volver al hoyo y dejar de ver a alguien que quiero. Y es chistoso porque tengo mil dudas y a veces pienso que si termino con él puedo encontrar a alguien a quien quiera más aún de lo que lo quise a él o a Laro. Yo y mis ideas ridículas, qué bueno que no les hago caso. Y también es chistoso porque a cada rato algo nuevo de mi vida le ataca las neuronas y se queja y se deprime, pero "no soy yo". En fin, quién nos entiende.

Por lo pronto, lo único que sé es lo siguiente: ¡¡¡¡QUIERO PAZ!!!! Amo a mi familia, adoro a mi mama y a mi hermana, pero no tolero tanto caos, tantas quejas, tantas peleas, tanto daño. Mi autoestima no está en su mejor época y el estrés no ayuda. Tengo 25 años y vivo como si tuviera 17 y acabara de terminar el colegio. No hago nada, NADA. Me siento completamente inútil. Pero sentirme completamente inútil en un ambiente hostil es peor. Yo quiero crecer, quiero hacerme responsable, quiero sentirme útil.

La verdad es que no sé qué hacer. Y eso es porque en parte tomar la decisión de irme de mi casa significa también hacerme cargo de mí misma. Lanzarme a la jungla que es esta sociedad. Y lo más asustante, y sorry pero es lo que me frena más en seco: saber que si me mudo con Brownie, implica un paso más en nuestra relación. ¡Y no tenemos ni 5 meses juntos! Yo siento que es muy pronto para saber si es con él con quien quiero pasar el resto de mi vida, pero tengo que aceptar que él está 100% seguro por su lado de que soy yo lo que quiere y que la única forma de estar juntos para él es con ese nivel de compromiso. Tengo mucho miedo. Sé que con él todo me va mejor... pero tengo miedo de no quererlo para siempre. Tengo miedo de estarme aprovechando y colgando de él para escapar de mi casa. Tengo miedo de que su carácter sea más fuerte que lo bueno que tengo con él.

Y le debo dar una respuesta pronto, porque él me lo pide.

Lo más chistoso es que me ha prometido que si vemos que nuestra relación no funciona podemos ser roommates, y que él dejaría el depa. Pero todo sea por salir de aquí.

Quiero conversarlo con alguien. Necesito un consejo. Uno de verdad.

Yo quería irme de mi casa por la puerta grande, completamente segura de que quería convivir con alguien más porque creía en nosotros y en que funcionaríamos bien como pareja. Como me pasó hace poco con mi ex. De nuevo, me frustra que las cosas estén tomando un camino que en la vida me imaginé que tomarían.

¿Es esta la forma de seguir creciendo? ¿Es esta la manera correcta de seguir adelante?


5 comentarios:

Pecas dijo...

Bueno, en una paqueña parte puedo saber como te sientes. Lo del desempleo y esa sensación de "soy inútil y no hago nada bueno por la vida". Yo estoy ahí. Bueno, es historia conocida eso, pero lo bueno es que tengo tiempo suficiente por si necesita hablar. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Necesitas dejar las muletas, no buscarte una nueva.

Haz una lista de aquellas cosas que te mueres de miedo de hacer. Y empieza a tacharlas. Lo único que te ha detenido y lo sigue haciendo eres tú. Pero tienes un gran potencial, no lo olvides. L.

..."""silvanna"""... dijo...

¿Te gusta Brownie? ¿No sabes si lo quieres para toda tu vida? ¿Estás segura de que si sigues en tu casa aparte de encontrarte tú mal, vuestra relación acabará terminándose? Vive el hoy: Él te gusta, estás segura de que no quieres perderlo. Estás segura de que no quieres vivir en tu casa. ¿Que ves que la convivencia es mala con Brownie? Siempre podrás volver a casa. Pero...¿Y si sale todo bien? Tendrías una pareja estable con quien te gusta estar, responsabilidades de las que ocuparte con tu nueva casa, mejor relación con tu familia. ¿Vale la pena arriesgarse aun sabiendo que no puede salir bien? ¿Aun sabiendo que te puede salir todo genial? Es imposible saber si dentro de 6 meses estarás en tu casa y sin Brownie o preparando la boda con él o en la otra punta del planeta con un nuevo amor. Imposible saberlo. Pero hoy tienes a alguien que te quiere y al que quieres. Una nueva oportunidad en tu vida de vivir nuevas experiencias... Aprovéchalo sin tener miedo a que las cosas te salgan mal. A veces se gana, otras se aprende. Mi consejo es que te lances a la piscina!! No te pienses tant las cosas, no les des tantas vueltas!! Se feliz! Y en tu casa en estos momentos no lo vas a ser... Ánimo Cris! Si necesitas hablar sabes que siempre me vas a tener aunque ya no hablemos tan seguido como antes :)

Dicotomia dijo...

Te escribo de corazón la mejor sugerencia que puedo darte desde mi propia experiencia:

No tomes decisiones fuertes en momentos de vulnerabilidad. Y si tienes una pizca de duda o titubeo, mejor espera...CUANDO TIENES CERTEZA EN ALGO, ni siquiera lo cuestionas, sabes que lo quieres y que es lo correcto y te lanzas......pero asi?...aunque te gustaria vivir con brownie, no creo que lo hayas imaginado con estas emociones y circunstancias de por medio.

O como lo dicen algunos autores, NO TOMES DECISIONES PERMANENTES BAJO EMOCIONES TEMPORALES (aunque se que dices la situacion ha sido una constante).

Los problemas son áreas de oportunidad, no es evadiendolos como mejoraran las cosas, sino sacando provecho de ellos.

Deseo que tengas asertividad, certeza y paz en tu corazón para que tomes el mejor camino.

Buen dia.

María Jesús dijo...

Me anima leerte. Tenemos la misma edad y siempre pensé que esto era un problema de niñitas de 15 y me sentía muy sola en esto.