Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


viernes, 16 de agosto de 2013

Puntos medios

Esta semana no ha pasado la gran cosa como para escribir.

Me la he pasado viendo una serie de TV con Brownie.

Operaron a mi perrita ayer para esterilizarla.

Rompí mi chanchito para contar mis ahorros (¡Y me falta poco para mi meta!)

Me han ofrecido un nuevo trabajo.

Volví a darle clases a mi alumnita, que se ha mudado cerca de donde vivía.

... Y salieron los resultados de los análisis que me hice el sábado.

Y sip, en palabras de un endocrinólogo que Brownie consultó, tengo un "discreto aumento de la insulina post-prandial". Salió que mi glucosa en ayunas estaba baja pero dentro de lo normal, y la insulina estaba alta pero dentro de lo normal; pero después de dos horas de un desayuno hipercalórico (un café moka con una donut y un sánguche con huevo), mi glucosa estaba más baja de lo normal para haber comido recién, y mi insulina estaba más alta de lo normal. O sea que por alguna razón secreto más insulina de la que necesito. Falta seguir haciendo exámenes, pero la conclusión es esa: DEBO mantener mis niveles de glucosa estables.

Y lo peor que puedo hacer es saltarme comidas, porque si normalmente mi glucosa tiende a estar baja, si no como voy a seguir secretando igual de insulina y voy a tender a seguir sintiéndome mal. Y obvio, reducir mi ingesta de azúcares simples, conocidos como GOLOSINAS.

Por lo pronto, me enorgullece decir que desde el lunes en la mañana no he probado ni un poco de chocolate. Eso no lo lograba hace tiempo. He estado comiendo más sánguches, cosas integrales y frutas (Y por ahí algún pastel en cantidades pequeñas), y me va bien. Esta semana no me he mareado tanto. Lo chistoso es que Brownie me dice que no es necesario que deje de comer esas cosas, simplemente que reduzca y me cuide. Yo prefiero evitarlas porque me conozco y me voy de un extremo al otro.

Ay, los puntos medios. ¿Por qué será tan difícil para muchas de nosotras encontrarlos?

"Que si no estoy flaca, o he aumentado un poco de peso, o podría estar más delgada de lo que estoy, entonces estoy gorda". Típico pensamiento de TCA. E igual con otras muchas cosas: "Que si no le gusto como yo quiero, entonces no le gusto nada. Que si no me saqué la mejor nota en un examen, entonces está mal. Que si me hacen una observación en el trabajo, entonces soy una inepta".

A ver si dejamos de ser tan autocríticas y exigentes con nosotras para lo negativo. Así como me propuse escribir en mi blog una vez por semana (Y hasta ahora creo que voy bien... después de tres semanas xP ), ahora me propongo procurar encontrar mis puntos medios. Evitar la tragedia y lo drástico. No tengo que quitármelo o dármelo todo para sentir que algo está bien o mal.

¡Busquemos un punto medio!

1 comentario:

anafeelslikeme dijo...

Me gusta.. hay qe encontrar los intermedios.. los extremos me matan.. pero bueno.. jugamos todo el tiempo a mover los limites y exigirnos como vos decis..

voy a seguirte.. me gusta lo qe escribis =)