Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


lunes, 1 de julio de 2013

La burra al trigo

Le escribí a Laro el sábado que pasó. Le puse que me interesaba saber de su vida, que esperaba que se dejara el orgullo atrás, que fue importantísimo en mi vida y que lo quiero mucho.

No recibí respuesta. Me imaginaba que sería así, en al menos varias semanas.

Y hoy por curiosidad entré a su perfil y ví que la chica de la que hablé hace un tiempo, del trabajo, de la que me hablaba, le había escrito un corazón. Quise confirmar mis sospechas.

Otra vez hice lo mismo.

Otra vez entré a su cuenta del facebook.

Y sí, oficialmente se dicen cositas como "bebé", "amor"; "te quiero demasiado", "Soy afortunado de tener a alguien como tú".

O sea, no tengo moral ni derecho a decir nada porque yo empecé a salir con Brownie desde antes. Él tiene derecho a salir con quien quiera. Ya no somos pareja. Y de hecho, yo quiero mucho a Brownie. Mucho. Es un príncipe, se ha portado conmigo maravillosamente bien, me engríe y me cuida como a un tesoro, es un amor de persona.

Pero me sale el berrinche, y las preguntas, y los reclamos: "¿Por qué? ¿Por qué se olvidó de mí tan pronto? Ya no le importo. No quiere ser ni siquiera mi amigo porque no me responde, está dolido conmigo, me he portado mal, es mi culpa. No estaba enamorado de mí como me lo decía, no le gustaba estar con un cadáver inseguro, infantil y acaparador. Quiere una mujer con senos, que esté en el mismo plan de emborracharse y salir de juerga que él. Que no sea complicada, depresiva, que tenga amigas y que se vea con ellas..."

A mí no.

Yo me resisto aún a querer del todo a Brownie por la estúpida esperanza que tengo que concretar esos sueños que tenía con Laro. Porque es una persona muy especial a la que adoro y me duele estar separada de él. Así me haya acostumbrado, y esté aprendiendo a amar a otra persona (Que realmente se lo merece). No puedo evitar pensar en Laro todos los días, aunque sea un ratito, no como fantaseando sino como recordando cosas de él y comparándolas con las de Brownie. A veces le gana, pero por lo general Brownie lo supera. Trato de convencerme: "Laro y yo éramos muy distintos, Laro estaba en la tierra interesado en los negocios mientras yo estaba en el aire pensando en las personas". Pero extraño su calor, su voz, su sonrisa, sus ojitos. Extraño que se engría conmigo y me diga "bebé", "te amo", "mi vida", "eres la mujer de mi vida", "quiero tener hijos contigo"... A veces me pregunto por qué me duele tanto. Si es porque él fue el primero que me dijo esas cosas, o porque realmente quiero que sea así. Porque si me pongo a pensar en una vida con él no puedo evitar temer que se vuelva a convertir en mi padre y me controle y maneje...

Ayer me sentí enamorada de Brownie. Y creo que estoy en buen camino, aunque me cueste decirlo. Me cuesta porque tengo la estúpida esperanza de que debo esperar a Laro. Me estoy guardando para él. Suena horrible, pero hasta temo verlo como un "Por mientras". Qué horrible. Y en serio me gusta y lo quiero... pero no olvido a Laro. En el sentido de persona, de alguien especial.

No siento que mi mundo se me ha derrumbado como la última vez. No estoy desesperada como antes por recuperar su amor. Siento que cada día valoro más a Brownie por todo lo que hace por mí (Temo sentir agradecimiento y no amor por él). Y espero de verdad que esto sea un empujoncito para de una vez sacármelo de la mente y terminar de una vez el libro. Que estoy haaaaaaaarta de no sentir plenamente, sentir que estoy traicionándolo y que no soy 100% sincera con alguien que me está entregando su vida.



1 comentario:

Pecas dijo...

Hola

Usualmente podría tratar de darte algún consejo, pero estoy con la cabeza hecha una guerra civil. Por razones pues distintas a las tuyas pero con muchas interrogantes parecidas. Mi estado de ánimo anda por los suelos. Crees que te pueda escribir a algún Mail para contarte?