Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


miércoles, 17 de julio de 2013

De todo un poco

Ayer una amiga me contó llorando que había terminado con su pareja de casi dos años. Me sentí identificada, pero lo que me sorprendió es cómo de haber estado muriendo de pena y amor estoy parada ahora sobre mis dos pies (Y bueno, colgando un poquito del aire, como siempre).

Tengo un problema serio, y es que me la paso comparando a Brownie con Laro. Lo cierto es que son diferentes, y ya. Como lo que me importa ahora es mi presente, siento mucha ternura por ese tonto que se desvive por mí, y que ha decidido pasar el resto de su vida conmigo (Sí, yo tb pienso que lo dice por impulsivo). Somos muy parecidos, es como ver una versión de mí pero en hombre... quizás por eso piensa que debe asegurarme con candado y tatuarme su apellido. A la vez, en él me veo a mí misma cuando estaba con Laro. Cómo el mundo da vueltas. En fin.

Hay algo de lo que no he estado hablando, y es el típico tema por el cual escribo este blog: la comida. Mi amiga, la comida. Mi pesadilla, la comida.

Me había propuesto a mí misma romper mi récord de "sobriedad" y llegar a los 8 meses sin restringirme ni vomitar, que es lo máximo de tiempo que recuerdo estar estable (Fuera de internado. Nah, incluso dentro!). Pero últimamente con esto de que "te invito un helado", "te invito a cenar, yo pago", "vamos a comer en mi casa", y probablemente por asuntos no resueltos aún, me está dando la restricción. Al final termino comiendo, pero el pensamiento está, y eso me está preocupando. Hasta el amor más puro y devoto puede cansarse de alguien enfermo (Miren cómo cansé a Laro), y aunque a Brownie no lo quiero tanto como al anterior (todavía), no quiero convertirme de nuevo en una pobrecita. Pero por otro lado, me está incomodando mi cuerpo un poco más que hace 3 meses. Estoy reduciendo dulces para sentirme mejor, pero  temo hacerle caso a mis pensamientos restrictivos, que están presentes (Incluso los de vomitar si me siento llena).

En fin. Así están las cosas. No todo es un campo de flores, por más que Brownie se empeña en traerme miles cada día que me ve y llenarme de besos, te quieros y promesas. Ay, las promesas. Los sueños que no se cumplieron.

Hablando de promesas, estoy logrando ahorrar (Porque Brownie no me deja gastar en casi nada, es una pelea cada vez que se pide la cuenta). Creo, si mis cálculos no me engañan, que debo ir más o menos por la mitad de mi deuda :) Espero que logre completarla antes de setiembre, para poder así pagar y estar tranquila, y meterme de nuevo al teatro e invertir en cosas para mí... No sé, comprarme otro juego de sábanas (Las mías se "emperran" fácilmente), o ahorrar para cuando vuelva a la univ y tener un colchoncito de plata para mis gastos, o ayudar a mi mamá en algo de los pagos de la mudanza (Sí, nos están volviendo a botar de mi casa, por los perros. Este es otro tema que me irrita pero nada puedo hacer más que llevarlo con una sonrisa y tolerancia. Sucede que tenemos dos perros y el dueño del edificio nos dice que sólo nos podemos quedar si nos deshacemos de los perros. Como se podrá entender, yo no pienso deshacerme de mi perra que me ha acompañado por 7 años... y ella está en sus trece de quedarse con el cuasicachorro que hace bulla y destroza la casa. Así es ella. Pero en fin. A mí tb me da pena deshacerme de los perros. Ya hemos encontrado opciones, Brownie me ha ayudado mucho en eso).

Y volviendo al tema de Brownie... Él es doctor, y sabe mucho de medicamentos (Mi hermana lo ha acaparado por sus mil dolencias, y él feliz. El el otro día nos fuimos hasta el poto del mundo para conseguirle algo que ella quería. ice que la quiere porque "es una extensión mía" - ¿Qué? Es mi blog, ¡tengo que botar estas cosas en alguna parte porque sino me vuelvo loca de tanta atención!), y como teme por las consecuencias a largo plazo de las medicinas que tomo, me ha bajado la dosis del ansiolítico a la mitad. Después de todo, y eso en realidad yo tb lo sé, es más efecto placebo que otra cosa, y hasta ya le he generado resistencia. Y es importante tb que regrese a terapia, con todo esto de los pensamientos restrictivos...  

2 comentarios:

Pecas dijo...

Será que uno puede desconectar sólo ciertas emociones o pensamientos para disfrutas plenamente de las otras? Sería genial. -__-

Princesa Mau dijo...

ok bueno

no crei encontrarte hablando de dietas restrictivas!!!!

pero me alegra saber de ti de cualquier manera

te quiero
lo sabes
y quiero que estes bien

muchos besitos!!!!!