Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Ya pues

Y como alguien cuyo nombre empieza con S y termina con amantha me lo pidió, voy a reportarme.

Sí, claro que leo comments.

El punto es que no sé de qué hablar.
Bueno, quizás de cómo va mi vida en estas semanas.

Se acerca la Navidad, Lima la gris está soleada el día de hoy y yo sigo vagando por las mañanas en vez de hacer mis reportes de trabajo. Hay varias familias en espera de su informe de evolución y yo aquí, pensando en las musarañas.

He vuelto a tomar café. Una cucharadita en mi leche con cocoa de la mañana. Cambié el cereal por galletas integrales (Me cansó, a decir verdad, y además me lo paraba comiendo a deshoras). Además de mis queridos frappuccinos o como sea que se escriban, que para mí son un postre bajo en calorías y claro, de nuevo consumiendo "productos permitidos" por mi maquiavélica red neuronal. Quiero pensar que no es tan grave. No, de hecho no lo es, porque sigo comiendo.

Ok, voy a cambiar el subject del post porque sino terminaré hablando de cosas que no me hacen bien.

Como decía, se acerca la Navidad. Mi profe de teatro me ha mandado interpretar para mañana a una conocida "vedette" (Que, según él, es absolutamente opuesta a mí en todo), y estoy sufriendo porque ni tiempo he tenido para estudiarla. Voy a tener que ponerme relleno por todas partes. Y prótesis de colapiz en la cara. Bueno, será divertido.

Aparte de eso, se vienen los exámenes finales en el colegio. Mis alumnitas me van a requerir con más urgencia. Encima, se viene la campaña navideña del show infantil donde trabajo. Así que ya me veo exhausta, hay días en los que tengo dos o tres shows seguidos. Dios se apiade. (Mi mente me dice "Bueno, así estaré en actividad y comeré menos, = adelgazo ¬¬ " ). Oh, y para colmo, es el mes de Laro: ¡El 7 es su cumpleaños, el 24 cumplimos 2 años de relación, y el mismo día es Navidad! Lo bueno es que con tanta chamba me voy a llenar de plata y voy a poder comprar cosas bonitas para mi familia (Y para él). ¿Lo malo? Soy demasiado tacaña y me va a doler el bolsillo.

Mi idea de tanto trabajo es ahorrar para poder volver a estudiar en el 2014 (Si es que pasamos de este 21 de diciembre, claro. Si no, todo mi esfuerzo habrá sido en vano, pero me divertiré viendo lo que sucede ese día. El mundo necesita un cambio). Necesito pagar una deuda de 6000 soles (Unos 2500 dólares) sólo para poder volver a inscribirme en la universidad, y de ahí pagar mi mensualidad y mantenerme con vida. Esto de ser adulta no es tan fácil como me lo imaginé al salir del internado.

Lo bueno es que tengo sueños. Hay días que me imagino a mí misma vestida con mi scrub (Ese uniforme de los doctores), en un departamente, estudiando de un libro gordote, y de pronto llega Laro de su trabajo, comemos juntos y nos quedamos dormidos conversando, mi perrita al pie de la cama. En mi sueño yo soy más rubia, con el pelo cortito y lacio y un lacito, y misteriosamente no me veo escuálida. Me veo "normal". Es que así me alucino yo ahorita, "normal". Ya ni sé cómo soy. Y a él lo veo más alto de lo que es. Me recuerda un poco a un recuerdo de mi papá.

¿Mi relación con Laro? Por momentos me siento enamorada con las cosquillitas del principio. Por momentos lo detesto. Pero por engreída, porque me cuesta demasiado separar trabajo de vida personal y no entiendo cómo en un momento me está regañando y al siguiente me dice que me ama. Yo me quedo resentida. El otro día exploté y lloré (Yo que no suelo llorar). Tengo muchas cosas que aprender y madurar.

Lo único que me preocupa de tanto trabajo extra es que me va a cansar en demasía y aparte que temo descuidar mi ooootro trabajo, el de las mañanas en la agencia de Laro. Felizmente su otro socio ya regresó de los Iunaited y es tan buenito que me trae chocolates y besa a mis perros! Ay, la vida... se ve tan retadora, tan prometedora y taaaaaaaaaaaaaaaaan asustadora....! Tener un plan B por si no me salen las cosas que quiero, eso de conseguir trabajo, ganar dinero, mantenerme, sobrevivir a mi enfermedad, ser normal, salir con mi enamorado, cuidar a mis perros, dormir, tener amigos y una vida personal... suena mucho. Es divertido, pero puede cansar.

A veces sólo deseo volver a estar tirada en mi cama, leyendo un lindo libro o jugando en la computadora. Enlenteciéndome y atontándome, como en aquella época en la que sólo tenía fuerzas para eso y para levantarme a atracarme de comida y devolverla. Qué horrible. Qué fácil.

Definitivamente me siento orgullosa de mí misma por tener motivaciones y visión a futuro. Había perdido esa capacidad de soñar desde muy niña, me adapté al vivir por inercia, porque me tocaba ir al colegio y debía cumplir con eso, porque debía pasarla y socializar de vez en cuando, porque no me debía afectar lo de mi papá, porque sí. ¡Cómo he cambiado! Me preocupo de mi calidad de vida, sopeso las cosas, me doy cuenta cuando estoy teniendo pensamientos fantásticos, de aquellos de cuando era niña... y que aún me marcan.

No es tan malo tener un defecto mental, pero a veces me pregunto cómo sería tener una vida más fácil. Me encantaría, al menos, que por arte de magia apareciera un benefactor o benefactora que me pague los estudios, así ya no me tendría que preocupar por trabajar hasta el cansancio y gastaría en lo que necesito sin problemas. Sólo eso. Sólo poder dedicarme a mis estudios sin la psicosis constante de la falta de dinero, el trabajo, el ahorro. Sin ese problema que siempre está tan presente, creo que podría ser más feliz. O al menos eso me digo, como excusa para no serlo ahora.

Lo cierto es que estoy enfrentándome bien a ésta, mi realidad, y soy capaz de salir adelante sin ese facilitador de cosas que tanto ansío. Yo puedo ser mi hada madrina. Sólo he de convencerme de que no va a caerme nada del cielo, me tengo que esoforzar porque crezcan los frutos que sembré de la tierra.




Para que se rían un rato... este será mi examen de mañana. No me pudo poner a una intelectual, o una cantante sexy como Shakira o Madonna, no: tenía que ser Susy Díaz, que de artista tiene lo mismo que yo de sana: puro afán.
 




 

2 comentarios:

Mademoiselle Grimoire dijo...

criss
ya pues tocaya
VIVE LA VIDA Y NO DEJES QUE LA VIDA TE VIVA
MUEVE LA CABEZA O SE TE PONE TIEZA
como dice la gran filosofa Susy Diaz

Samantha dijo...

Que bueno que escribiste!! :)
veo que dentro de lo que cabe estas y te va bien que es eso lo que importa, aunque claro con algunas pruebas/dificultades que te va poniendo la vida para ser una mejor persona. Y Como te dije anteriormente animo! Las cosas se van a solucionar alomejor no de la manera que esperas pero todo va a estar bien, vas a pasar ese bache y después vas a decir: pff eso m atormentaba? Saca fuerzas de donde las tengas y pa' la te!
Y alaa m nombraste al inicio de tu post que emoción jajaja cuando lo vi me emicione de verdad (que tonta) espero te sigas reportando cuídate mucho y besos.
Saludos desde México cris :)