Este es un blog de vivencias y reflexiones de una chica que busca la manera de plasmar su interior en algo tangible como las letras.

Aquí encontrarás hartas anécdotas y también procesos mentales, de esos enredados pero que buscan explicar lo que sucede en la vida y así encontrar un sentido. Encontrarás ejemplos de cosas que no hay que hacer; confesiones amorosas, de esas que toda chica necesita contarle a su mejor amiga; quejas y lamentos, letanías de alguna época mentalmente negativa; pero también hallarás decisión, actitud, fuerza y valentía (O al menos un sincero intento de ello).

Espero motivarte a seguirme. No sólo en lectura, sino en este trabajo interno, esta búsqueda de bienestar.

Seamos luz en medio de tanta oscuridad.


miércoles, 25 de enero de 2012

Sobre recaídas

Ayer tuve una conversación muy bonita con Ross que me motivó a seguir moviéndome y avanzar. ¿Por qué hago las cosas que hago? No lo sé. Bueno, sé que está mal, y sé que no está bien que se repita. Hoy me he esforzado y he comido mejor (No sé cuánto me dure, pero ya empecé y creo que puede funcionar).

Así que por eso escribo. Porque me motivé a transcribir de una buena vez esas terapias que están almacenadas en mi cuaderno de internamiento y nunca puse en práctica (Luego no me puedo quejar de estar mal). Hoy tuve grupo y el tema fue acerca de la prevención de recaídas. Justo de lo que quería hablar. Mi conversación con Rossie fue acerca de la solución de problemas, pero la técnica utilizada en ello, a mi parecer, es más avanzada, y personalmente creo estar aplicándola más de lo que aplico las cosas de las que hablamos hoy y sobre las cuales quiero hablar en este post. Así que, progresivamente, una vez a la semana de ser posible, soltaré técnicas y reflexiones de mis cuadernos. Y empiezo hoy hablando sobre el control de recaídas.

Primero: ¿Qué es una recaída? Una recaída es la suma de varios resbalones que conllevan a un estado de enfermedad. Lo pondré con ejemplos, y siempre míos a menos que advierta que no lo es. Y dice así: en el tratamiento nos dan permisos para salir algunas veces al mes, y en esos momentos, luego de semanas lejos de las tiendas y los supermercados, es natural que se nos antoje un chocolate. Pues bien, va Cristal a su casa y mete en el carrito de las compras un chocolate. Luego de eso, en su casa encuentra una bolsa de caramelos y se come 5, todo esto entre el desayuno y el almuerzo. Teniendo en cuenta que yo tenía problemas con la cantidad de dulces que ingería (Con los cuales reemplazaba D-A-C), ¿Significa que me estoy metiendo un atracón, o que de nuevo estoy desordenando mi alimentación?

NO. A esto se le conoce como Resbalón o Desliz. Un desliz es una conducta sintomática aislada.

¿Cuál es el asunto con los deslices? Son alarmas de que algo no anda bien. El tratamiento, la vida misma NUNCA va a ser lineal, van a haber altos y bajos de ánimo, de dinero, de bienestar. En los bajos, es esperable que hayan deslices. El problema es cuando estos resbalones se hacen cada vez más frecuentes, y mpas fuertes, y más duraderos, y acompañados de mucho malestar y pensamientos negativos. Es entonces que se llega a una Recaída.


¿Esto quiere decir que podemos tener atracones, o vomitar un plato de ensalada o no almorzar un día sin que signifique nada? Sí y no. Podemos equivocarnos, es de esperarse y "es natural". Lo que no está bien es quedarse en la acción y no salir de ella. El desliz sirve como alerta de que algo me está molestando, o de que algo no hice bien. Pero culparme o tirarlo todo por la borda porque "iba 1 año sin saltarme una sola comida y ahora me estoy restringiendo" no ayuda. Al contrario: predispone a una recaída. ¿Por qué? Porque la recaída implica perder la esperanza en que vale la pena estar bien. Una Decide volver a estar mal .Es verdad que también se decide cuando se tienen los deslices, pero en la recaída el nivel de decisión es diferente. Es más crucial. Es más definitivo. Y es importante recalcar que siempre se puede volver a intentar. Siempre, después de cada resbalón, es necesario volver al camino y replantearse lo que hice, para no volver a cometer el mismo error.

Ahora, pues: ¿Cómo evitar una recaída?

En primer lugar, es importante conocernos a nosotras mismas y cómo funcionamos, y cuáles son las cosas que me pueden hacer caer. A toda persona, objeto, lugar o situación que pueda propiciar un desliz se le conoce como Factor de riesgo. A continuación los pongo en una lista y doy un ejemplo personal.

Factores de riesgo:
- La presión sobre el peso: sobretodo aquellas carreras en las que la apariencia es lo que prima. Por ejemplo, actrices, anfitrionas, cantantes (Justo lo que yo hago).
- Emociones: Las emociones negativas pueden llevar a un desliz como manera de desahogo o paliamiento.
- Hambre/llenura: sensaciones fisiológicas como éstas pueden desencadenar malestar, o recuerdos.
- Soledad: En estadíos tempranos del tratamiento sobretodo, la ausencia de alguien que regule puede ser una buena oportunidad para llevar a cabo la conducta. ¿Quién no ha aprovechado la ausencia de sus padres o de las personas con las que vive para dejar de comer o vomitar?
- Conflictos: En mi caso es muy típico que cuando hay discusiones en casa o algún problema familiar fuerte, me estrese o me sienta triste y por lo tanto empiece a comer de menos (O de más). También incluye los problemas de pareja, por supuesto.
- Algunas comidas: sea porque trae recuerdos o inspira temor, ingerir ciertas cosas nos puede llevar a portarnos mal. En mi caso, por ejemplo: los carbohidratos y las grasas me atemorizan.
- Lugares habituales: cuando regresé a la universidad y pasaba por el baño donde solía vomitar, recordaba cómo me sentía y me inspiraba una mezcla de pensamientos y emociones que me confundían. Muchas veces una canción o un lugar puede disparar recuerdos.
- Cambios en la alimentación o en el peso: cuando una no está acostumbrada a comer ciertos alimentos que no están dentro del régimen (Por ejemplo, Navidad) o tuvo un problema estomacal y tuvo que estar a dieta por lo que adelgazó un poco (Dentro del tratamiento, sin intención), el orden se desequilibra y pueden haber deslices.
- Enfermedades: diarreas, fiebre, dolor de cabeza, resfrío. Cualquier cosa altera el apetito.
- Viajar: Cambiar de ambiente incluye cambiar de hábitos. Y esto puede ser peligroso si aún no se ha adquirido la capacidad de equilibrar y escoger lo que se va a comer.
- Verano: ¿Tengo que explicarlo? ;)

Otros factores que a mí me puedan propiciar una recaída:
- Ponerme a dieta.
- Dejar de escribir o expresar mis emociones.
- Desordenar mis horarios por las actividades que tengo (Falta de tiempo).
- No ir a terapia.
- Discusiones con mi hermana, mi mamá o mi papá.
- La muerte de alguien, o separarme de Laro.
- Cualquier evento que me deprima: por ejemplo, lo actual: dejar de estudiar.
- Cualquier evento que me de miedo: tener que responsabilizarme de mi vida.
- Un evento social que incluya comida: una cena, o un cumpleaños en un restaurante buffet.
- Una presentación: sea anfitriona o personaje, siempre querré verme bien en el escenario-frente a las cámaras.

Exponerme a uno o varios de estos factores de riesgo, como el nombre lo indica, me expone y aumenta la probabilidad de un desliz.

Todo lo anterior sólo se puede conocer luego de hacer un análisis serio a las cosas que me propician sentirme mal o que activan mis pensamientos. Recuerdo que en un momento, absolutamente todo lo que hacía o a lo que me exponía significaba una conducta. Actualmente sí son cosas que me estresan, pero no llegan a provocarme el vómito o una restricción. Por esta razón es necesario conocerse y saber cómo funcionamos, porque de lo contrario no sabré a qué cosas no debo exponerme si no quiero ponerme mal. Una forma de empezar a conocerme es, justamente, escribiendo. Haciendo un diario en el que apunte las cosas que pasaron, las emociones y pensamientos que tuve y las cosas que hice a raíz de ello, es la mejor forma de conocer qué cosas me hacen daño y cómo funciono. A esto se le llama "Registro terapéutico" y hablaré de ello en otra oportunidad.

En el siguiente post, tips para evitar o controlar una recaída.

:)

(Mañana tengo una entrevista de trabajo en la mañanita. Debería estar durmiendo T_T)

No hay comentarios.: